GERMEN DE TRIGO

 

Propiedades nutricionales

1. Contiene proteína de origen vegetal, vitaminas del complejo B y E, ácido fólico, tiamina, minerales como fósforo, zinc, selenio, potasio, hierro, y bajo contenido de sodio.

A tu salud

2. El germen de trigo al no tener purinas, es un alimento dirigido a aquellas personas que tengan un nivel alto de ácido úrico. Por este motivo, ayuda a evitar ataques en pacientes de gota.

3. No contiene colesterol, lo cual beneficia el sistema circulatorio y nuestro corazón.

4. Dada su alta cantidad de proteínas, el germen de trigo es un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular, y por su aporte en hierro beneficia a quienes practican entrenamientos intensos.

5. Al ser rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial, incluso podría prevenir enfermedades reumáticas o artritis

6. El alto contenido en zinc facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina, la cicatrización de heridas y a metabolizar las proteínas. Además, combate la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A en la retina.

7. Tomar germen de trigo, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal.

8. La vitamina B2 puede ayudar a combatir las migrañas, mantener una buena salud ocular y reducir problemas nerviosos como el insomnio, la ansiedad o el estrés.

Para tu belleza

9. Piel

Enfermedades como la psoriasis o el eczema pueden mejorar utilizando germen de trigo, así como quemaduras, incluyendo las provocadas por el sol y las erupciones cutáneas, mejorando también el aspecto de la piel seca.

Sus propiedades antioxidantes permiten retrasar el envejecimiento de la piel, previniendo las arrugas y la piel flácida.

10. Cabello

Mejora el aspecto del pelo seco, elimina el frizz y cierra la cutícula en cabellos muy dañados por químicos y calor.

Masajear el cabello con germen de trigo puede promover el crecimiento del mismo y mantener los folículos pilosos sanos.

Cuál es la mejor forma de consumirlo

Es preferible utilizar harina fresca porque conserva la mayor cantidad de nutrientes con una oxidación mínima. En cambio, las harinas de trigo almacenadas a temperatura ambiente durante una semana, pierden gran parte de sus vitaminas y de sus nutrientes. En cuanto al germen de trigo, úsalo de inmediato porque se vuelve rancio casi tan rápidamente como la leche sin refrigerar.